Media kit del influencer: qué es y por qué necesitas uno

MEDIA KIT del influencer:
qué es y por qué necesitas uno

El media kit lo cambiará todo

Qué bonito es atreverse a crear un canal en Youtube. A veces se hace un poco por probar, otras forma parte de una estrategia muy estudiada. Pero sea como sea, a todos nos da alegría cuando llega el momento de monetizar ese esfuerzo y comenzar a ganar algo de dinero con nuestros vídeos.

Da igual si somos nosotros los que queremos ser influencers y buscamos a las marcas, o son ellas las que vienen a nosotros. Cuando comience esa oportunidad habrá algo que lo hará todo mucho más fácil: tener un media kit.

Una vez más llegó un termino anglosajón para decir algo ya que teníamos. Y qué significa media kit:

Un media kit consiste en un reporte o informe de prensa en el que se muestran los datos de un medio de comunicación. 

Vale, puede que suene algo antiguo pero hoy día nos referimos a medio de comunicación como cualquier persona o marca con una audiencia que le sigue. Son los famosos influencers de los que tanto se habla.

Un media kit incluye información sobre la marca, las personas que hay detrás, sus ideales, sus logros, su audiencia, los resultados que obtienen, el tipo de servicios que ofrecen y por supuesto, su precio.

Aunque sea diferente un media kit para Instagram que uno para Youtube o para cualquier otra red, todos van a coincidir en los datos que incluyen y tener información sobre sus tarifas. Al fin y al cabo están hechos para eso, para decir a una marca cómo trabajar contigo y a qué precio

¿Para qué se utiliza un media kit?

Supongo que ya te habrás hecho una idea. Si eres una marca y quieres hacer una campaña de publicidad con un influencer o Youtuber necesitas información para saber qué persona es mejor para ti. Como empresa quieres obtener los mejores resultados con la mínima inversión posible.

Comparando los media kit de varios influencers puedes valorar cuál de ellos es más apropiado para la campaña, ya que mayor número de seguidores no significa mejores resultados. 

Hay cuentas que tienen 2 millones de seguidores pero solo les siguen activamente 100.000. Lo sé, puedes pensar que siguen siendo muchos seguidores, pero el precio que te va a pedir ese influencer probablemente va a ser mucho más alto que otro que tenga 300K y también 100K activos.

Si ambos casos tienen 100k seguidores reales qué importa si en total tiene 2M o 300K. Si la audiencia es la misma se van a obtener los mismos resultados con uno u otro, pero el precio será más bajo.

Esta es la razón por la cuál tú, como influencer, tienes que ofrecer tus datos de la manera más efectiva posible para lograr que te elijan a ti. De hecho, tan solo por tener un media kit ya es un punto que te diferencia de todos aquellos que no lo tienen.

¿Cómo hacer un media kit de influencer?

Más que hablar sobre cómo crear el media kit yo hablaría del contenido que debes incluir:

¿quién eres?

No se trata de escribir tu biografía en verso. Cuenta brevemente quién eres y qué te dedicas. Puedes hablar sobre el origen de tu proyecto y algún detalle personal sobre tu persona. 

¿qué haces?

Si quieres, puedes unirlo al punto anterior. Puedes contar el tipo de vídeos que haces si eres Youtuber, el tipo de negocio que tienes, cuáles son tus objetivos con tu proyecto o qué te gustaría conseguir.

No se trata de desvelar tus planes futuros, pero si tienes un canal, es bueno que digas que es un proyecto duradero y estable y no una cosa puntual que abandonarás en cuanto vaya bien. Piensa que la marca quiere contar con alguien comprometido y en el que pueda confiar a largo plazo. 

Por ejemplo, una marca infantil no va a querer trabajar contigo si tu plan es comenzar a crear contenido no apto para niños.

¿Cuál es tu público?

Las marcas quieren saber cómo es el buyer persona que te sigue. Sus intereses, su edad, su sexo, dónde vive etc. Todos estos datos los puedes sacar de las métricas de Youtube, de Instagram o de Analytics. Casi todas las redes sociales ofrecen algún tipo de analítica. 

Por eso ni se te ocurra inventarte este punto. Tanto para ti como para la marca es mucho mejor conocer tu público para obtener mejores resultados. 

Todo lo que sepas de tu público es bueno decirlo aquí. Lo importante es que quede bien definido pero sin extenderse demasiado.

¿Qué te hace diferente y por qué destacas frente a tu competencia?

Aunque los puntos anteriores son básicos, lo que realmente importa es por qué tú y no otro y qué resultados puedes ofrecer. 

Este punto puede marcar la diferencia para que te contraten o no. Debes demostrar por qué eres diferente a todos los de tu sector y qué te hace destacar. Piensa, ¿qué te hizo crecer cuando comenzaste? ¿qué es lo que más dicen de ti o por qué te recomendaría alguien? Seguro que hay algo que te hace especial y único.

Tus datos y estadísticas

No se trata de soltar aquí todos los datos sin más. Busca aquellos más relevantes sobre tu marca. Es mejor tener pocas cifras pero muy llamativas. Por ejemplo: cifras records, crecimiento en el último año, tasa de conversión de otras campañas, número de seguidores, comentarios…

Si tienes blog incluye la información que te ofrece Analytics sobre países, lista de post/vídeos más vistos, …

Lo más importante para una marca no es el número de seguidores, sino el engagement o tasa de conversión / repercusión que consigues. Te lo decía antes, da igual si tienes 100K o 1M. Lo importante es cuántos de esos seguidores están comprometidos con tu marca y lo que recomiendas.

Tipos de colaboraciones que ofreces

Describe qué tipo de colaboraciones puedes hacer y cuáles son aquellas que no haces. Por ejemplo: puedes dejar claro que bajo ningún concepto vas a decir algo que no piensas de verdad o a hablar bien de una marca/producto si no te ha gustado.

También puedes hablar el número de minutos y el tipo de mención que se hará. Si va a ser un video / post exclusivo o si será una mención puntual etc. Esto ayudará a ahorrar tiempo a ambas partes. 

En cuanto al coste de dichas colaboraciones, depende de ti elegir si quieres mostrarlo de manera pública en la web o si prefieres enviarlo solo por privado. También puedes tener una versión abierta de todos los puntos anteriores aunque sin costes. Esto ya depende un poco de ti y de lo que te haga sentir mejor.

Algo muy positivo en este punto es ofrecer algún tipo de colaboración que solo haces tú. Estamos acostumbrados a la típica colaboración en la que se muestra el producto y cómo se usa o hablar del código de descuento que te han dado. Quizás puedas hacer algo que nadie más haga, así serás diferente y puedes aportar más valor (y por tanto, pedir más dinero).

Además, dependiendo de tu nivel de influencia y número de solicitudes para colaborar, también puedes agregar un anexo en el que digas cómo es el proceso y condiciones de contratación, si tu te encargas de toda la creatividad, si lo hacen otros, qué pasará con el producto después, medidas ante posible incumplimiento del contrato…

Casos de éxito y otras colaboraciones realizadas

Es la guinda para convencer a las marcas. Porque puedes tener muchos seguidores, hacer muchas campañas pero no obtener buenos resultados.

Por lo tanto, si has hecho otras colaboraciones y han ido bien, cuéntalo! Y si puedes incluir testimonios y resultados mucho mejor. Destaca todos los aspectos positivos que puedas. 

Contacto

Acuérdate de poner cómo se pueden poner en contacto contigo para hablar más sobre la posible colaboración. Di también si eres tú directamente o tienes alguien que se encarga de este tema.

que es un media kit

¿Cómo hacer un media kit? - qué formato elegir

Esto no forma parte del media kit en si, pero el diseño y la plantilla que utilices marcará una gran diferencia.

Da igual si usas un programa de maquetación o Canva, lo importante es que sea bonito y organizado. Tampoco vayas ahora a hacer experimentos creativos, busca algo de inspiración pero claridad ante todo.

Si quieres, puedes descargar esta plantilla para hacer tu media kit en Canva.

¿Cuándo necesito hacer un media kit?

Por ultimo, quizás te preguntes: 

Si estoy empezando, ¿cuándo debo preocuparme por tener un media kit?

Realmente cuando quieras. No importa si estás empezando o no, siempre habrá otra marca pequeñita que puede estar interesada en una colaboración contigo. Desde el primer momento en el que veas que ya hay una interacción regular con tu audiencia, es un buen momento para tener un media kit.

Conclusión

Por último, has creado ya tu media kit? tienes algún consejo? cuéntamelo en los comentarios

¡¡No te olvides de enseñarme tu resultado!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.